Salud renal de las mujeres: colaboraciones para políticas sensibles al género

8 de March de 2018

El Día Mundial del Riñón y el Día Internacional de la Mujer coinciden el 8 de marzo. Para conmemorar la ocasión, los fundadores del Día Mundial del Riñón, la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF), han unido fuerzas con el Grupo de trabajo especial sobre Mujeres y ENT para crear conciencia sobre la salud renal de las mujeres.

Las mujeres se enfrentan a problemas importantes cuando se trata de la salud de sus riñones, especialmente durante el embarazo. En este blog, la directora de campaña del Día Mundial del Riñon, Agnese Ruggiero, reflexiona sobre las necesidades en torno a estos temas y hace un llamado urgente a los responsables de políticas de salud para implementar políticas de prevención y tratamiento comprobadas y sensibles al género a lo largo del ciclo de vida de las niñas y mujeres.

Enfermedad renal y embarazo: enfrentar los desafíos

Alrededor de 195 millones de mujeres viven con enfermedad renal crónica (ERC) en todo el mundo. La enfermedad crónica de riñón es actualmente la 8ª causa de muerte, con cerca de 600,000 muertes de mujeres cada año. El riesgo de desarrollar una ERC es tan alto en las mujeres como en los hombres, e incluso puede ser mayor. Además, la salud renal está estrechamente relacionada con la salud materna: las complicaciones relacionadas con el embarazo pueden aumentar el riesgo de enfermedad renal y, a su vez, las mujeres que ya sufren de una enfermedad renal crónica corren un mayor riesgo de resultados negativos en el embarazo, tanto para la madre como para el bebé.  

En los países desarrollados, los médicos intentarán todo lo posible para permitir que una mujer en diálisis cumpla su deseo de maternidad. Sin embargo, las mujeres en lugares donde la diálisis está menos disponible o que no tienen la capacidad económica de acceder a este tratamiento, solo queda recomendar que no tengan hijos. Esto se debe a que, sin un tratamiento adecuado, la afección renal puede dificultar la finalización exitosa de un embarazo y deteriorar significativamente la función renal de la madre, potencialmente a un nivel fatal. Tal diagnóstico puede ser devastador para cualquier mujer, especialmente en países donde no tener hijos puede tener fuertes repercusiones negativas a nivel social.

Es muy probable que las mujeres con ERC que intentan tener un hijo tengan dificultades para concebir; la falta de ovulación y el aborto espontáneo son resultados muy comunes de la ERC en las mujeres.

Otros resultados incluyen irregularidades menstruales y la aparición temprana de la menopausia, así como disfunciones sexuales. Las mujeres también se ven afectadas con mayor frecuencia por ciertos tipos de enfermedades renales como la nefritis lúpica (una enfermedad renal causada por una enfermedad autoinmune) y la pielonefritis (infección de los riñones).

Los estudios han demostrado que las mujeres que realizan diálisis más de 24 horas por semana cuentan con mayores probabilidades de tener un parto exitoso; lamentablemente, esta no es una opción para muchas mujeres de todo el mundo que no pueden acceder a diálisis. Del mismo modo, un trasplante de riñón puede reducir algunos de los efectos de la enfermedad renal en la salud materna, pero nuevamente, muchas veces, esto simplemente no es una opción debido a la larga espera de los órganos de los donantes y las barreras económicas. 

El panorama no necesariamente debe ser tan sombrío. La mayoría de los casos de ERC se pueden prevenir y, especialmente si se detectan temprano, son tratables. Es por eso que necesitamos políticas específicas y medidas urgentes para apoyar a las mujeres en términos de prevención, tratamiento y cuidados.

Unir fuerzas para la incidencia

Si bien es posible que estos temas no reciban la atención que requieren, varias organizaciones participan en actividades de incidencia para atender mejor la salud renal de las mujeres, independientemente de dónde vivan.

En el caso de la asociación entre los fundadores del Día Mundial del Riñón y el Grupo de trabajo especial sobre mujeres y ENT, la combinación de conocimientos y experiencia en las áreas de salud renal, salud de la mujer y sensibilización y concientización sobre ENT ha dado lugar a un fuerte llamado a la acción para los gobiernos sobre un problema que hasta ahora se ha descuidado: el hecho de que las mujeres enfrentan desafíos únicos con respecto a la salud de sus riñones 

El grupo de trabajo ha realizado una enorme labor al llamar la atención sobre la carga de las ENT en las mujeres. Con la creciente carga de la enfermedad renal y la creciente importancia de la salud de la mujer en la agenda de política mundial, nuestra asociación con ellos tiene como objetivo destacar algunos de los principales problemas que enfrentan las mujeres en cuanto a su salud renal, especialmente durante el embarazo. Estos problemas requieren políticas específicas y atención urgente por parte de los responsables de las políticas.

Un posicionamiento para la salud renal de mujeres y niñas

Existe una necesidad urgente de prevención y tratamiento específicos y sensibles al género durante todo el ciclo de vida de las niñas y las mujeres. Es por eso que, este 8 de marzo, las dos organizaciones asociadas lanzan una declaración conjunta para conmemorar el Día Mundial del Riñón y el Día Internacional de la Mujer, que aporta una guía clara a los líderes de salud pública y a los responsables de la formulación de políticas internacionales. La declaración resalta la evidencia actual y los desafíos clave en las áreas de enfermedad renal y salud materna e infantil, acceso a la atención renal y prevención de la enfermedad renal, y establece recomendaciones de políticas concretas para abordar estos problemas.

Esperamos que esta declaración sea ampliamente utilizado por todos nuestros socios y partidarios en sus esfuerzos para incidir por la salud renal para mujeres y niñas en todo el mundo. La declaración conjunta está disponible en el sitio web del Día Mundial del Riñón, el 8 de marzo: http://www.worldkidneyday.org/2018-campaign/kidney-disease-women-call-action/

 

Acerca de la Autora 

Agnese Ruggiero tiene un título de Master en Salud Mundial y Desarrollo de la Universidad de Maastricht. Se unió a la Sociedad Internacional de Nefrología en 2012 y ha participado en la campaña del Día Mundial del Riñón  (@worldkidneyday) desde 2013.

Acerca de los socios 

World Kidney Day es una campaña mundial que tiene como objetivo concienciar sobre la importancia de los riñones para la salud en general y reducir la frecuencia y el impacto de la enfermedad renal y sus problemas de salud asociados en todo el mundo. El Día Mundial del Riñón se instauró en 2006 y es una iniciativa conjunta de la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF).

El Grupo de trabajo sobre las mujeres y las ENT se creó en 2011 para responder a la carga única y cada vez mayor de las enfermedades no transmisibles (ENT) en las mujeres de los países de bajos y medianos ingresos. El Grupo de trabajo reúne a catorce organizaciones de salud mundiales de la comunidad de salud de las mujeres y las ENT.

 

Referencias

1- Global Prevalence of Chronic Kidney Disease – A Systematic Review and Meta-Analysis; Nathan R. Hill, Samuel T. Fatoba, Jason L. Oke, Jennifer A. Hirst, Christopher A. O’Callaghan, Daniel S. Lasserson, F. D. Richard Hobbs PLoS One. 2016; 11(7): e0158765. Published online 2016 Jul 6. doi: 10.1371/journal.pone.0158765 PMCID: PMC4934905.

2- https://vizhub.healthdata.org/gbd-compare/

3- https://www.kidney.org/atoz/content/pregnancy