Aire Limpio Ahora
Published 5 de diciembre de 2019
Author NCDA, FIRS
Descargar

Descripción

La contaminación del aire es un riesgo grave que pone en peligro la salud de casi todas las personas en el mundo. Afecta prácticamente a todos los órganos del cuerpo, así como también a nuestra salud mental y bienestar. Es uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades no transmisibles (ENT), tales como el accidente cerebrovascular, las cardiopatías isquémicas, el cáncer de pulmón y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de 7 millones de personas mueren prematuramente cada año por exposición al aire contaminado. La mayor parte de la contaminación del aire y, por lo tanto, de su impacto sobre la salud y de las muertes prematuras son prevenibles.

Las investigaciones muestran que cualquier compromiso o inversión ‘se paga solo’ rápidamente, y se amplía muchas veces más en términos de ENT prevenidas, reducción en los costos sanitarios y la carga económica, y traerá consigo un conjunto de co-beneficios para el desarrollo sostenible. Las recomendaciones de la OMS proporcionan orientación a todos los niveles de gobierno, desde el nacional hasta el local, para cumplir con los niveles de referencia de la OMS para una calidad del aire segura y saludable, y atienden a las principales fuentes de contaminación del aire en diferentes contextos y entornos de recursos.

Este informe muestra que las medidas adoptadas en todo el mundo pueden lograr algunas victorias rápidas para la salud. Las políticas locales, nacionales y regionales de contaminación del aire no solo benefician la calidad del aire en las ciudades, sino que también generan beneficios importantes e inmediatos para la salud y son importantes para mitigar el cambio climático mundial a largo plazo.