Comisión Lancet: Impuestos a productos no saludables benefician a la población más necesitada

5 de abril de 2018

Los impuestos sobre los productos no saludables tienen el potencial de generar importantes ganancias de salud entre los más pobres de la sociedad, que se ven afectados desproporcionadamente por las ENT, según un análisis publicado por un grupo de investigación de The Lancet.

La evidencia ayudará a contrarrestar los temores de que tales impuestos, en productos como los refrescos, el alcohol y el tabaco, perjudican desproporcionadamente a los pobres, según el grupo de trabajo de The Lancet sobre ENT y economía. De hecho, dice el análisis, las ENT crean inequidad dentro y entre los países; tanto los pobres como los no pobres experimentan una catástrofe financiera debido a la atención médica relacionada con las ENT, a menudo a pesar de tener cobertura de seguro.
 

Las ENT como los accidentes cerebrovasculares, las enfermedades cardíacas, la diabetes, las enfermedades respiratorias crónicas y el cáncer son los principales motores de la pobreza en todo el mundo. Estas enfermedades constituyen el 70% de las muertes relacionadas con la salud, matando a más personas antes en países en desarrollo que en el mundo desarrollado: más del 80% de los 15 millones de muertes por ENT entre los 30 y los 69 años se registran en países de bajos y medianos ingresos.

“Responder a este desafío significa grandes inversiones para mejorar los sistemas de atención médica en todo el mundo, pero contamos con herramientas inmediatas y eficaces a nuestro alcance". dijo la Dra. Rachel Nugent, RTI International (Seattle, EE. UU.) y presidenta del grupo de investigación de The Lancet sobre ENT y economía

"Las ENT son una causa importante y una consecuencia de la pobreza en todo el mundo", aseguró la Dra. Rachel Nugent, RTI International (Seattle, EE. UU.), presidenta del grupo de investigación de  The Lancet sobre ENT y economía. "Responder a este desafío significa grandes inversiones para mejorar los sistemas de atención médica en todo el mundo, pero contamos con herramientas inmediatas y eficaces a nuestro alcance".
 
"Los impuestos sobre productos no saludables pueden producir importantes beneficios para la salud, y la evidencia muestra que estos pueden implementarse de manera justa, sin perjudicar desproporcionadamente a los más pobres de la sociedad", agregó.
 

Los beneficios económicos de invertir en ENT son considerables, plantea The Lancet, citando el paquete de la OMS de "mejores inversiones" (Best buys), que incluye intervenciones para reducir el consumo de tabaco y sal, e intervenciones farmacéuticas para la prevención y el tratamiento de la enfermedad cardíaca isquémica y el accidente cerebrovascular.

El costo de implementar las "mejores inversiones (Best buys) en los 20 países donde se produce el 70% de las muertes cardiovasculares" se estima en 120 millones de dólares para el período hasta 2030, lo que equivale a 1,50 dólares adicionales por persona. Para el año 2030, esto podría evitar 15 millones de muertes prematuras, lo que haría posible alcanzar la meta del Objetivo de Desarrollo Sostenible de reducir la mortalidad prematura por ENT en un tercio para 2030.

Otras conclusiones del informe de The Lancet son: 

  • Las inversiones en prevención y control de las ENT ofrecen un alto rendimiento para los países de todos los niveles de ingresos, lo que contribuye al crecimiento económico; a largo plazo, la prevención de las ENT ofrece un mayor rendimiento de la inversión que el control de las ENT, aunque ambos son esenciales para una estrategia de respuesta eficaz.
  • Las medidas fiscales deberían estar dirigidas a incentivar dietas y estilos de vida saludables, alentando el consumo y la producción sostenibles, y proporcionando los ingresos para acelerar la ampliación de cobertura sanitaria universal; estas políticas pueden, y deben, estar diseñadas para lograr impactos que favorezcan de equidad.
  • Los avances que se refuerzen mutuamente en al menos nueve de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ayudarán a alcanzar la meta 3.4 de los ODS.

Descarga el comunicado de prensa