TFA

Sin grasas trans para 2023: Un componente fundamental de la respuesta a la COVID-19

Sin grasas trans para 2023: Un componente fundamental de la respuesta a la COVID-19
Published 16 de diciembre de 2020
Author NCD Alliance , Resolve to Save Lives
Descargar

Descripción

La pandemia de COVID-19 ha puesto en el centro de la escena el problema de salud más importante de nuestra era, ignorado en gran medida por los legisladores y el público hasta la fecha: las enfermedades no transmisibles (ENT), la causa del 71% de las muertes mundiales por año. Las personas que viven con ENT, y en particular las que padecen enfermedades cardiovasculares (ECV)*, tienen un riesgo mayor de padecer síntomas severos, e incluso, de fallecer por COVID-19. Como resultado, la urgente necesidad de medidas políticas para proteger la salud cardiovascular es más evidente que nunca. Este documento de discusión sitúa la eliminación de las grasas trans en el contexto de la respuesta a la COVID-19, sus mensajes clave son: 

  • La COVID-19 está profundamente vinculada a las enfermedades no transmisibles (ENT), como las enfermedades cardíacas. Una de cada cinco personas en todo el mundo tiene un mayor riesgo de contraer COVID-19 grave, principalmente a causa de las ENT.
  • Las ENT y la COVID-19 comparten muchos factores de riesgo, como la obesidad y la hipertensión. Tanto la carga de las ENT como la vulnerabilidad a las enfermedades infecciosas podrían reducirse mediante medidas políticas que fomenten un cambio hacia dietas más saludables.
  • Una de las políticas de nutrición más sencillas es la eliminación de los ácidos grasos trans producidos industrialmente (AGT-PI) del suministro mundial de alimentos. Si todos los países eliminaran este compuesto dañino, que causa enfermedades cardíacas, se podrían salvar 17 millones de vidas para el 2040.
  • La prevención de la muerte y de las enfermedades atribuibles a las grasas trans reducirá la carga sobre los sistemas de salud abrumados por la respuesta a la COVID-19, y el número cada vez mayor de personas que viven con ENT. 
  • Integrar la eliminación de los AGT-PI con otras políticas de nutrición en la respuesta a la COVID-19 presenta una oportunidad histórica para combatir a las ENT, apoyar la recuperación económica por la pandemia, y aumentar la seguridad sanitaria al lograr que las generaciones futuras sean más saludables y resilientes a las enfermedades infecciosas.